dormir bien repercute de forma directa en tu estado de ánimo
Blog, Recomendaciones

La rutina perfecta para dormir bien

El sueño es una parte fundamental de nuestra vida que nos permite descansar y recuperar energía para afrontar las actividades del día a día. Sin embargo, muchos de nosotros podemos tener dificultades para conciliar el sueño o para mantener un sueño de calidad. Afortunadamente, existen ciertos hábitos y rutinas que podemos incorporar en nuestro estilo de vida para ayudarnos a dormir mejor y sentirnos más descansados al despertar.

En este artículo, exploraremos los elementos clave que conforman la rutina perfecta para dormir bien, desde la preparación previa a la hora de dormir hasta las prácticas durante la noche. Además, discutiremos algunos mitos comunes sobre el sueño y proporcionaremos consejos prácticos respaldados por la ciencia para ayudarte a mejorar la calidad de tu sueño y disfrutar de una vida más saludable y productiva.

Desechando mitos para dormir mejor

Hay varios mitos comunes acerca del sueño que pueden confundir a las personas y afectar su capacidad para dormir bien. A continuación, se presentan algunos de los mitos más comunes sobre el sueño:

Dormir menos es mejor: Muchas personas creen que necesitan dormir menos para ser más productivas, pero esto no es cierto. La mayoría de los adultos necesitan de 7 a 9 horas de sueño para sentirse descansados y alertas durante el día.

Roncar es inofensivo: Muchas personas creen que el ronquido es inofensivo, pero puede ser un síntoma de un trastorno del sueño como la apnea del sueño. Si el ronquido está afectando tu calidad de sueño o la de tu pareja, es importante buscar ayuda médica.

Beber alcohol te ayuda a dormir mejor: Aunque el alcohol puede hacerte sentir somnoliento, puede interferir con la calidad del sueño. El consumo de alcohol antes de dormir puede provocar ronquidos, interrupciones en el sueño y despertares tempranos.

Las personas mayores necesitan menos sueño: Aunque las personas mayores pueden tener dificultades para dormir, todavía necesitan la misma cantidad de sueño que los adultos jóvenes. Las personas mayores pueden tener más dificultades para quedarse dormidas o para mantener el sueño, pero no necesitan menos horas de sueño.

Los somníferos son la solución para el insomnio: Los somníferos pueden ayudar a tratar el insomnio a corto plazo, pero no son una solución a largo plazo. Los somníferos pueden ser adictivos y pueden interferir con la calidad del sueño. Esta clase de medicamentos es recomendable tomarlos solo sí se han recibido recomendaciones médicas.

El sueño es una pérdida de tiempo: Muchas personas creen que el sueño es una pérdida de tiempo y que pueden ser más productivas si se quedan despiertos más tiempo. Sin embargo, el sueño es esencial para el bienestar físico y mental, y puede mejorar el rendimiento durante el día.

Es importante entender que estos mitos pueden afectar la calidad de sueño y la salud en general. Por lo tanto, es importante informarse sobre los hechos y establecer hábitos de sueño saludables para dormir bien y mejorar la calidad de vida.

Ahora bien, deshacerse de mitos relacionados al sueño no es el único paso para dar en el propósito de dormir bien. A continuación, te compartimos pautas para establecer tu rutina perfecta de descanso y dormir bien, muy bien.

¿Problemas para dormir? ¡Establece tu rutina ahora! 

Una tercera parte de nuestra vida la pasamos durmiendo, por lo que es esencial asegurarse de que el sueño se realice satisfactoriamente.

Dormir bien nos permite recargar energías para estar activos y productivos durante el día. Lastimosamente, muchas personas experimentan dificultades para mantener un sueño de calidad.

Por suerte, hay hábitos y rutinas, algunos de ellos respaldados científicamente, que puedes adoptar para mejorar la calidad de tu sueño y sentirte más descansado al despertar. Aquí te presentamos algunos consejos para crear la rutina perfecta para dormir bien.

Establece una hora fija para acostarte y levantarte

El cuerpo humano tiene un reloj interno conocido como ritmo circadiano, que regula los ciclos de sueño y vigilia. Este reloj interno se ajusta en función de los patrones de luz y oscuridad del ambiente y se encarga de regular procesos fisiológicos como la temperatura corporal, la producción de hormonas y la digestión, entre otros.

es necesario desarrollar una rutina saludable de sueño

Cuando una persona establece una hora fija para acostarse y levantarse, le ayuda a sincronizar su reloj interno y a establecer un patrón de sueño regular y consistente. El cuerpo se acostumbra a ese horario y comienza a prepararse para el sueño al acercarse la hora de acostarse, lo que facilita quedarse dormido y tener un sueño reparador.

Por otro lado, si una persona tiene un horario irregular para acostarse y levantarse, puede interferir con el ritmo circadiano y provocar dificultades para conciliar el sueño, despertares nocturnos, somnolencia diurna y otros problemas de sueño. Además, la falta de un horario regular para dormir puede afectar la producción de hormonas como la melatonina, que se produce en respuesta a la oscuridad y ayuda a regular el sueño.

Crea un ambiente relajante

Es importante reducir la cantidad de luz en la habitación antes de acostarse. La luz brillante puede interferir con la producción de melatonina, la hormona del sueño. Una buena opción es utilizar lámparas de baja intensidad, luces tenues o velas para crear una atmósfera de tranquilidad.

La temperatura de la habitación también es un factor importante para el sueño. La mayoría de las personas duermen mejor en habitaciones frescas, con una temperatura que oscile entre 16 y 20 grados centígrados. Es importante ajustar la temperatura de la habitación a un nivel cómodo para dormir.

Evita las pantallas antes de acostarte

La luz azul emitida por las pantallas puede inhibir la producción de melatonina, lo que puede afectar el reloj biológico del cuerpo y hacer que sea más difícil conciliar el sueño y mantenerlo durante la noche. Además, el uso de dispositivos electrónicos puede ser estimulante y mantener al cerebro activo, lo que también puede dificultar el proceso de relajación y el sueño.

Apaga los dispositivos al menos una hora antes de acostarte.

Evita las bebidas estimulantes

La cafeína es un estimulante que puede mantener a una persona despierta y alerta, incluso varias horas después de haberla consumido. Por lo tanto, se recomienda evitar su consumo al menos seis horas antes de acostarse para permitir que el cuerpo tenga suficiente tiempo para procesar y eliminar la cafeína del sistema. El consumo de cafeína antes de dormir puede provocar dificultades para conciliar el sueño, despertares frecuentes y un sueño menos reparador.

El alcohol, por otro lado, puede ayudar a dormir más rápido al principio, pero también puede provocar interrupciones en el sueño y una disminución en la calidad del mismo. El alcohol puede disminuir la cantidad de tiempo que pasamos en la fase REM del sueño, que es una fase importante para la consolidación de la memoria y el aprendizaje. Además, el consumo de alcohol antes de dormir puede provocar una deshidratación, lo que también puede contribuir a interrupciones en el sueño.

Usa una pijama adecuada 

Una buena pijama puede ayudarte a dormir mejor. La elección de la ropa de dormir puede ser un factor importante para la calidad del sueño. Una pijama puede afectar la temperatura corporal y el nivel de comodidad durante la noche.

Para dormir bien, es recomendable utilizar pijamas suaves, cómodas y que no estén demasiado ajustadas ni apretadas. Es importante elegir materiales transpirables, como algodón, seda o rayón, que permitan que la piel respire y eviten la sudoración excesiva. Además, es importante elegir pijamas adecuadas a la temporada del año para evitar sentir demasiado calor o frío durante la noche.

dormir bien es fácil con pijamas Shana

En Shana puedes encontrar el catálogo perfecto de pijamas para dormir placenteramente.

Es importante tener en cuenta que cada persona tiene preferencias individuales en cuanto a la ropa de dormir, por lo que lo más importante es elegir una pijama en la que te sientas cómodo y que te ayude a relajarte antes de acostarte.

Siguiendo los anteriores consejos, puedes crear la rutina perfecta para dormir bien y disfrutar de un sueño reparador y de calidad. Recuerda que el sueño es esencial para tu salud y bienestar, así que no lo descuides. ¡Duerme bien!

Shana te comparte las mejores pautas para disfrutar de tu sueño. ¡El confort para dormir, lo tienes con Shana!

Productos relacionados:

Kimono Pamela

El precio original era: $ 130.000.El precio actual es: $ 91.000.
Seleccionar opciones Este producto tiene múltiples variantes. Las opciones se pueden elegir en la página de producto

Pijama Palmira

El precio original era: $ 105.000.El precio actual es: $ 73.500.
Seleccionar opciones Este producto tiene múltiples variantes. Las opciones se pueden elegir en la página de producto

1 thoughts on “La rutina perfecta para dormir bien

  1. admin dice:

    excelente articulo

Comments are closed.